Los hugonotes

Comprar boletos
PreviousAbril 2022
Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Do

Argumento

 

Acto 1

El castillo del Conde de Nevers.

Un corto preludio orquestal, que incluye la cita del coral luterano Ein feste Burg, reemplaza la amplia obertura que Meyerbeer había planeado inicialmente. El Conde de Nevers, católico, está acompañado de otros nobles. Esperan la llegada de Raoul, y se sorprenden al saber que este emisario de la corte es un hugonote. A su llegada, tras un brindis, Raoul es convencido de contar la historia de una bella desconocida a la que ha salvado, y de la que se ha enamorado. Meyerbeer hace acompañar este aria con un solo de viola d'amore. Marcel, sirviente de Raoul, se escandaliza ante el relato, y canta una plegaria protestante (sobre el motivo de Ein feste Burg) y, a continuación, un himno de batalla sobre el asedio de La Rochelle.

La llegada de una misteriosa dama extranjera que viene a hablar con Nevers, interrumpe la reunión. Raoul reconoce a su misteriosa dama. De hecho, se trata de Valentine, prometida de Nevers, e hija del Conde St. Bris, instruida por la Reina para romper su compromiso. El paje Urbain trae a Raoul un mensaje secreto en el que se le solicita que acuda a una cita con los ojos vendados.

 

Acto 2

El castillo y los jardines de Chenonceaux.

La reina Margarita canta, mientras se mira en un espejo, la pastoral O beau pays de la Touraine. Valentine entra y relata que Nevers ha accedido a romper el compromiso. Entra el séquito de Margarita, vestidas para el baño, lo que da lugar a un ballet. Entra Raoul, a la que la reina le ordena desposar a Valentine, con el fin de reforzar las relaciones entre las facciones católica y protestante. En la compleja pieza concertante final, el coro de nobles jura amistad, pero Raoul rehúsa el compromiso, creyendo que Valentine es la amante de Nevers. En este punto, los nobles cambian de actitud, y juran venganza, mientras que Marcel reprocha a Raoul que se mezcle con los católicos.

 

Acto 3

París, el 'Pré aux clercs', en la orilla izquierda del Sena, al atardecer.

Valentine acaba de casarse con Nevers, y permanece en la capilla, rezando. Marcel entrega a St. Bris un desafío a duelo de parte de Raoul. St. Bris decide preparar una emboscada a Raoul, aprovechando el duelo, pero Valentine advierte los planes de su padre. Un vigilante anuncia el toque de queda (anticipación de una escena similar en Los Maestros Cantores de Wagner). Valentine, disfrazada, advierte a Marcel. El duelo es interrumpido por facciones rivales de estudiantes protestantes y católicos, y solo la llegada de la reina calma el caos. Raoul advierte que Valentine le ha salvado, y que sus sospechas contra ella eran infundadas. Sin embargo, ahora ella está casada con su enemigo. Nevers y Valentine se marchan en medio de una espléndida procesión.

 

Acto 4

Una estancia en el palacio parisino de Nevers

Valentine, sola, es sorprendida por Raoul, que pretende tener un último encuentro con ella. Raoul se tiene que esconder tras una cortina, tras escuchar cómo se aproxima gente. Puede escuchar cómo los nobles católicos, acompañados por tres monjes que bendicen sus puñales, juran asesinar a los hugonotes. Solo Nevers no se une al juramento. Se considera esta escena como la más emocionante de la obra, y que contiene la música más dramática. Cuando los nobles dejan la escena, Raoul se debate entre su deber de avisar a sus compañeros, y su deseo de permanecer junto a Valentine, triunfando finalmente el deber sobre el amor. Valentine pierde el conocimiento mientras Raoul se escapa.

 

Acto 5

Escena 1: un salón de baile.

Los protestantes celebran los esponsales de la Reina con Enrique de Navarra. El sonido de una campana interrumpe la fiesta, junto con la entrada de Raoul, que advierte que el segundo toque es la señal para que los católicos inicien la masacre contra los hugonotes.

Escena 2: un cementerio junto a una iglesia protestante en ruinas.

Los protestantes se refugian de la matanza. Nevers muere protegiendo a Marcel, que resulta herido. Valentine accede a convertirse al protestantismo para casarse con Raoul, y Marcel oficia la ceremonia. Se escucha el coro de asesinos en la distancia. Marcel tiene una visión del cielo que acogerá a los mártires hugonotes. Los tres entonan el coral Ein feste Burg.

Escena 3: una calle.

Raoul, Valentine y Marcel son sorprendidos, y asesinados por St. Bris y sus hombres, que advierten demasiado tarde que ha matado a su propia hija. La entrada de la reina, acompañada del coro de soldados que canta Dios pide su sangre, pone fin a la ópera.

Programa y reparto

Conductor: György Vashegyi
Margarita de Valois, reina de Navarra: Klára Kolonits
Urbain, la reina: Melinda Heiter
Conde de Saint-Bris" Antal Cseh
Valentine, hija del conde de Saint-Bris: Kinga Kriszta
Raoul de Nangis, un caballero protestante: Gergely Boncsér
Marcel, Raoul: Petri Lindroos
Conde de Nevers: Csaba Sándor
Cossé, un caballero católico: Beso Tivadar
Tavannes, un caballero católico: Péter Balczó
Thoré, un caballero católico: Ferenc Cserhalmi
De Retz, un caballero católico: Máté Fülep
Méru, un caballero católico: Béla Laborfalvi Soós
Maurevert, un caballero católico: András Kiss
Bois-Rosé, un soldado hugonote:Ferenc Kristofori
Valet: Dániel Roska
Primera dama de honor: Judit Kerék
Segunda dama de honor: Mónika Németh
Vigilante nocturno: Atila Búra
Primer monje: Gábor Csiki
Segundo Monje / Primer Protestante: Géza Zsigmond
Tercer monje / Segundo protestante: Fenyvesi Atila
 

Erkel Theatre

Inaugurado en 1911 en un principio, el Teatro Erkel es el mayor edificio del teatro de Hungría. Su historia se entrelaza con la edad de oro de la ópera de Hungría, con figuras como Luciano Pavarotti, Plácido Domingo, Eva Marton y Grace Bumbry todos han agraciado el escenario de un edificio cuya acústica se consideran parte de la leyenda de la ópera. 

 

Después de ser postigos durante más de cinco años, con su destino en duda tras el cierre en 2007, el gobierno húngaro el año pasado proporcionó 1,7 mil millones de florines en subvenciones para la renovación del teatro, lo que permite la Ópera Estatal de Hungría para renovar el Teatro Erkel a un nivel adecuado para la celebración de actuaciones. 

 

Gran parte de las reformas tuvieron lugar detrás de las escenas, con solistas y vestidores compartido las habitaciones y zonas comunes reformadas, y ampliadas. Además, el equipo técnico de la etapa ha sido objeto de una importante modernización, mientras que los sistemas de servicios del edificio (agua, fontanería, calefacción y ventilación) también se han puesto al día. 

 

El público ahora entrar en un auditorio con un aspecto completamente nuevo, mientras que se hicieron todos los esfuerzos posibles para asegurar que las propiedades acústicas fantásticas del edificio se mantuvo sin cambios. Un factor que aumentará en gran medida el confort es el moderno sistema de ventilación instalado en la zona de estar. Aunque el número de plazas se ha reducido de 1.935 a 1.819 por reposición de las filas de asientos para más comodidad, el teatro, sin embargo, conserva su rango como el teatro de mayor capacidad en Hungría - y en Europa Central y Oriental.

Eventos relacionados